Alfred

Historia

Historia

En cierta forma, ALFRED nace en el 2010 de la iniciativa y el entusiasmo de estudiantes de cine apasionados por la fotografía analógica. Todo empezó con la idea de rebobinar película de cine de chasis de fotografía reciclados y así experimentar con distintas emulsiones. El experimento fue un éxito y luego de varios meses de pruebas, errores y aciertos, ALFRED sale al mercado con dos líneas: 250D y 500T. Paradójicamente, mientras en el mundo disminuía la oferta y variedad de película, nosotros nos encontrábamos con que más personas se entusiasmaban con nuestros rollos. Así, fuimos creciendo, y hoy ALFRED cuenta con 4 líneas de rollos: B&N200, ACID-O-MATIC, RESERVA, y CINE, que se fabrican en sus dos talleres ubicados en Ciudad de Panamá y Buenos Aires.

Las cámaras digitales y el mundo inmediato en el que vivimos nos ha vuelto impacientes, adictos a recibir una respuesta inmediata. Hemos banalizado la fotografía a modo de que una cámara digital toma tantas fotos seguidas que realmente no importa el disparo, la exposición o el pensar y analizar bien un encuadre. Por el contrario, la fotografía analógica nos enseña a perfeccionarnos en ser pacientes, aprender a mirar, esperar el momento justo y al mismo tiempo ser rápido para no perderlo. La película no es infinita, cada foto vale y cuesta, y el instante capturado depende de la seguridad que tiene el fotógrafo para confiar en que la imagen está siendo capturada correctamente.

Filosofía

Piensa en este rollo hecho a mano como una manera de combatir esa adicción a la inmediatez hija de nuestra era. Tómese su tiempo, disfrute el arte de capturar una imagen y esperar a que ésta se revele.